Tabule

¡hola!

Hay días en los que aunque nos apetezca comer rico, no tenemos ningunas ganas de ponernos entre fogones, o hay días que simplemente, nos apetece comer algo ligero y refrescante. En cualquiera de los casos, el tabule es un plato ideal.

El tabule o tabboule, es un plato de orígen árabe, no me arriesgaré a especificar más ya que no he encontrado fuentes fidedignas que me aseguren su orígen, lo más extendido es que es de orígen libanés o del norte de África.

La base del tabule puede ser o el bulgur (un trigo partido) o el cuscús o couscous que es sémola de trigo. Este plato se puede hacer con variedad de ingredientes e incluso variando el aliño. Os propongo una de las opciones, que es la que yo suelo preparar.

Los ingredientes que uso, suelen encontrarse en grandes superficies o también en herbolarios. Ya puestos, os recomiendo si tenéis la posibilidad, de tener las plantas en casa, yo las tengo y dan un resultado espectacular a las comidas, a parte de que te sientes orgullosa del sabor que deja tu propia planta en tus platos.

Ingredientes para cuatro personas:

  •  250 gramos de cuscús.
  •  ¼ litro de agua, que viene a ser un vaso.
  •  Un pepino.
  •  Tres tomates medianos.
  •  Un pimiento amarillo.
  •  Dos zanahorias.
  •  Un limón.
  •  Menta fresca.
  •  Perejil fresco.
  •  Cilantro fresco.
  •  Pimienta negra.
  •  Aceite de oliva.
  •  Sal.

 Preparación:

  1. Ponemos el agua a calentar con un poco de sal.
  2.  vertemos el cuscús en una fuente donde podamos extenderlo.
  3.  Cuando el agua empiece a hervir, la echamos en el cuscús.
  4.  Removemos el cuscús para que los granos queden sueltos y dejamos que se enfríe.
  5.  pelamos y picamos el pepino, los tomates, las zanahorias y el pimiento y los regamos con el zumo del limón.
  6.  Cogemos la menta, el perejil y el cilantro y los machacamos. Las medidas, van a ir en función del gusto de cada uno, así, dependerá de lo que os guste cada hierba para echarle más o menos cantidad, yo por ejemplo le echo sobretodo mucha menta, como tres ramas medianas y de perejil y cilantro algo menos.
  7.  Vertemos las hierbas en el cuenco con los vegetales, lo salpimentamos, le echamos un chorrito de aceite de oliva  y lo mezclamos con el cuscús.
  8.  Lo metemos en el frigorífico un rato para que esté bien fresquito a la hora de servir.

 

Como podéis ver, a esta ensalada de cuscús se le pueden añadir gran diversidad de ingredientes, yo por ejemplo a veces le he echado queso feta, se le puede echar cebolla tierna y hasta la he comido con trocitos de pollo, el único límite para este plato es la imaginación. Lo que le da el sabor característico son las hierbas aromáticas, por lo demás, animaos a probar con vuestras propias ideas y ¡compartidlo con nosotros!

Espero que os guste y ¡que lo disfruteis!

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en comida árabe, Preparación tradicional, Recetas, recetas del mundo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *