hojaldre de camembert y confitura de tomate

¡Buenos días, buenas madrugadas o incluso buenas tardes!, según donde estéis leyéndome ahora mismo :), a ver qué os parece ésta receta que tomé de Vegetal… y tal, un sitio interesantísimo donde todas sus recetas son vegetarianas y para mi gusto, publican muchas riquísimas.
La cuestión es que la vi y me dije que hacía muy buena pinta, tenía buena presencia, era sencillita y como además ayer fuimos a casa de unos amigos queseros como nosotros, pensé que no les importaría que experimentara con ellos así que sin más discurso, gracias Rubén, Conchi y claro, mi niño por ser mis conejillos de índias, aquí os la dejo.

Comensales:
4 personas
Dificultad:
Fácil
Tiempo:
Unos 5 minutos de preparación y una media hora de cocción

Ingredientes:

  • una lámina de hojaldre refrigerada de las circulares.
  • Un queso camembert entero de unos 250 gramos. Yo usé dos tarrinas de camembert de unos 100 gramos cada una por no encontrar otra cosa.
  • 2 cucharadas soperas de mermelada o confitura de tomate. Yo usé confitura porque no encontré mermelada.
  • una yema de huevo.

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. Extendemos la lámina de hojaldre, (hay que ir un poco rapiditos ya que se seca bastante rápido y se vuelve más quebradiza) y en el centro disponemos el camembert entero o volcamos como fue mi caso, las dos tarrinas.
  3. Sobre el queso, echamos dos cucharadas soperas de la mermelada o confitura de tomate. Como yo tenía confitura, no llené mucho las cucharadas ya que para mi gusto, es muy dulce y no quería que enmascarara el sabor del queso.
  4. y nos disponemos a cerrarla haciendo como un moño en la parte superior. esto tiene más misterio de contar que de hacer. Yo por suerte tuve la ayuda de Juanjo Kastwey así que él cogió dos partes del hojaldre y las juntó en medio y yo cogí las otras dos y las junté, quedando las partes de Juanjo cubiertas por las mías. Plegamos el hojaldre de los lados y como digo, quedó un moño que Juanjo aguantó mientras yo con las manos iba bajándolo ya que había quedado muy alto, así al final quedó el hojaldre como cuadradito por abajo y con un moñito encima formado por los pliegues que hicimos al cerrarlo.
  5. Lo pintamos con la yema del huevo para que quede más doradito, lo pinchamos con un tenedor para que no reviente y lo ponemos al horno como una media hora, vigilando que no se nos queme y… ¡listo!

la verdad que el contraste de un queso fuerte como el camembert y la confitura tan dulce, queda muy rico. nosotros lo usamos como entrante y es muy contundente. Eso sí, cuidadín los que uséis queso de untar como nosotros porque ¡gotea! 🙂

¡Que lo disfruteis!

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Preparación tradicional, Recetas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a hojaldre de camembert y confitura de tomate

  1. mertxe dijo:

    … quedando las partes de juanjo cubiertas por las mias…. ¡mhhhh, que aproveche!

  2. Juanjo dijo:

    ¡Una receta bien buena y que te salió de lujo! Eso sí, no apta para manos limpitas y de no mancharse. El queso se sale al cortar, así que comedlo con plato jejeje. ¡La próxima vez habrá que probar con queso de cuña (si lo encontramos) o con más cositas!
    ¡MI niña es una cocinillas! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *